El supramonte

Supramonte - Orgosolo

El territorio de Supramonte tiene una superficie de unas 35.000 hectáreas que incluyen los territorios de los comúnes de Orgosolo, Urzulei, Dorgali, Baunei y Oliena.

Supramonte de Orgosolo se desarrolla por más que 3.360 hectáreas, su superficie es profundamente modelada por el proceso del karst. Si van a viajar en esta zona, comprenden su naturaleza salvaje y casi incontaminada. En efecto, en su interior pueden ver clamaramente las diferentes etapas geológicas, pueden encontrar desfiladeros profundos, cuevas y las espectaculares piezas de piedra caliza de MONTE SAN GIOVANNI (1316 metros) y de MONTE Fuma (dos cofres de la diversidad biológica, ricos en especies endémicas de árboles y hierbas).

Peden encntrar las dolinas, las más importantes de las cuales, es el "SU SIELHONE", que tiene un diámetro de 500 metros, paredes verticales de unos 150 millones de toneladas y en 1989 fue declarado "Monumento Natural" por la Región de Cerdeña.

En el vertiente oriental, a lo largo del río Flumineddu, las piedras calizas terminan abruptamente en un largo cañón de 22 km. En la parte final hay la Gola de GORROPPU, una de las mayores de Europa, que tiene altas paredes verticales de 400 metros.

En Supramonte de Orgosolo hay todavía una de las últimas franjas de "Bosque Principal" en Europa y también por esto él tiene una riqueza de flora especial, ya que además de árboles espontáneas como el encina, el tejo, la filirea, el enebro y el acebo, es rico especialmente en arbustos y en plantas herbáceas incluyendo unas que parecen ser endémicas. Entre ellas hay la grosella mulriflorum, la variedad sandalioticum, la Ephedra nebrodensis, el Thimus herba barona, el Buplerum fruticosum, el Elicrisium microphillum, el Prunus prostata, la Peonia mascula, el Alissum Tavolarae, la Ramnhus alpina, el Aquilegia barbaricina y el Cerastium supramontanum. En cuanto a la fauna hay muflones, jabalíes, garduñas, gatos selvaticos y lirones sardos.

Las pendientes rocosas son el hábitat ideal para muchos animales rapaces, incluyendo el águila real, el azor, el gavilán, el halcón peregrino, el cernícalo y el ratonero.

Hasta hace 30 años había también el buitre leonado, el buitre mónaco y el quebrantahuesos, que, gracias a la presencia humana que criaba cerdos, vacas, ovejas, cabras de manera selvática, habían creado un ecosistema único con referencia a su género.

La presencia humana en Supramonte remonta al período nuragico. En efecto, hoy en día hay evidencia de esos períodos en los lugares nuragicos como "Nuraghe Mereu" y "Nuraghe Presethu Torthu". Estos son blancos porque fueron construidos con piedras calizas.

dsc07559
dsc04269
gorroppu-e-flumineddu
mg-4584
img-20181124-wa0057
img-20181124-wa0054
img-20181124-wa0029
panorama3
dsc-2778copia
escursioni-in-fuoristrada
mg-4596
img-20181123-wa0004
img-20181123-wa0011
monte-oddeu
shutterstock-439852981
shutterstock-542747269